Una de las tecnologías web predominantes durante los últimos años ha sido NodeJS, facilitando la creación de aplicaciones web y hasta de escritorio con el framework de Electron, entre otros.